Idus Martiae

"La muerte de Julius Caesar" Vincenzo Camuccini

“La muerte de Julius Caesar” Vincenzo Camuccini

(Plu., Caes., LXVIII., 61-67) “[…] se le ofreció la visión espantosa de un hombre de desmedida estatura y fiero gesto. Pasmóse al pronto; pero viendo después que nada hacía ni decía, sino que estaba parado junto a su lecho, le preguntó quién era; y el fantasma le respondió: «Soy, ¡oh Bruto!, tu genio malo: ya me verás en Filipos.» Alentado entonces Bruto: «Te veré», le dijo; y el genio desapareció al punto.”

Con estas palabras, Plutarco nos narra el tormento que los dioses depararon a Bruto; un espíritu le atormentaba en las noches previas a la batalla, que terminaría en su suicidio. Así, murió el más conocido de los tiranicidas, que en los Idus de marzo, del año 44 a.C.; acabaron con la vida de Cayo Julio César.

César, sobrino de la mujer del mítico Marius, busco a lo largo de su carrera ser considerado por el pueblo sucesor de este. Con sus políticas populares se ganó el apoyo de la plebe, pero también la enemistad los optimates, la factio rival a los populares. Fueron estas enemistades, las que le obligaron a alejarse de Roma en diversas ocasiones, como cuando estando Sila en el poder se proscribió a todos los miembros de su facción.

Pese a todo, consiguió regresar a la urbe e incrementar su popularidad, a la vez, que acrecentaba su cursus honorum. Esto, sumado a sus alianzas familiares y pactos políticos, le llevó a formar parte del primer triunvirato; junto a Craso y Pompeyo, al que más tarde derrocaría en una guerra civil.

Finalmente, con todos sus opositores eliminados o perdonados por él mismo tras ser derrotados, César acaparó todo el poder de la República, acumulando un gran número de magistraturas, hasta llegar a ser dictador vitalicio. Ante este hecho y los rumores de que podría ser nombrado Rex, se organizó toda la conspiración que terminaría con su vida.

Un Idus de marzo, hace 2058 años, Julio César fue asesinado al entrar en el senado de Roma. Veintitrés puñaladas recibió su cuerpo, que según Plutarco, cayó a los pies de una estatua de su mayor enemigo, Pompeyo.

Anuncis

Deixa un comentari

Filed under Història

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s